verado-lite

REMBA

Recursos Informativo

2017January
  • Lo que sabes sin saber

    Seguramente has estado ante el reto de aprender algo nuevo, como una lengua extranjera, por ejemplo. En tal caso, quizás te habrás sentido desconcertado y hasta un poco asustado, por el hecho de “no saber nada” acerca del nuevo tema.

    Pero, ¿realmente partimos de cero cuando aprendemos? Consideremos el ejemplo de aprender la lengua inglesa, por ser una de las lenguas extranjeras que más se estudian. Si lees un anuncio con la frase “Stadium Seats for Sale”, ¿entiendes algo de lo que se quiere decir?

    Lo más probable es que comprendas casi todo. La palabra Stadium es muy parecida a su equivalente en español, “estadio”, y si eres fanático de los deportes, seguramente estás familiarizado con nombres como el Yankee Stadium. Si has viajado en avión, incluso dentro del país, habrás visto la palabra “Seat” en tu boleto, con la indicación de la fila y la letra correspondientes a tu asiento. “Sale” es quizá el término más fácil de discernir, porque muchas tiendas y almacenes lo utilizan, sobre todo en temporada de ofertas.

    stadium

    De esta forma, aunque no hayas tomado un curso del idioma inglés, no tendrás problemas para concluir que la frase quiere decir “Asientos de estadio en venta”. A esto es a lo que me refiero con “lo que sabes sin saber”. Las experiencias cotidianas nos dan información que asimilamos, aunque no sea de una forma totalmente clara o consciente. Por ejemplo, al ver un partido de béisbol, escuchamos que los jugadores se preparan en el Yankee Stadium y al momento inferimos que se trata del Estadio de los Yakees, aunque no seamos conscientes de que estamos aprendiendo inglés.

    Si aprender no es llenar de conocimientos una mente vacía, entonces, ¿en qué consiste la experiencia? Filósofos como Platón afirman que aprender no es más que tomar consciencia de todo lo que ya sabemos o de toda esa información con la que ya contamos y que nos permite formar nuevas relaciones conceptuales. En este sentido, al tomar un curso de inglés no tendrás la impresión de que ya sabías el idioma, pero sí descubrirás que ya conocías y de hecho utilizabas muchos de sus términos: “Hello”, “Bye”, “Ok”, “Shopping”, “Sale”.

    anglicismos

    Según Platón, lo mismo sucede con todo tipo de conocimientos. En uno de sus diálogos, demuestra que incluso un esclavo, que no había ido a la escuela, podía resolver un problema de matemáticas mediante el teorema de Pitágoras. Todo lo que necesitaba era un poco de orientación, para dirigir sus razonamientos adecuadamente.

    Lo anterior condujo a la filosofía platónica, y a otras más, a formular la idea del conocimiento innato; es decir, de ciertos principios e ideas con los que todos los seres humanos llegamos al mundo; que traemos “de fábrica”, podríamos decir. Por tanto, el proceso educativo consiste en ayudarnos a descubrir y clarificar lo que ya sabemos, para poder formular nuevas ideas con base en esos conocimientos básicos.

    Por supuesto que no se han encontrado pruebas científicas de dicho innatismo. Lo que sí podemos comprobar, a partir de ejemplos como el que ya mencioné, es que los seres humanos aprendemos todo el tiempo y sin necesidad de asistir a cursos especiales. Todo lo que necesitamos es dedicar un tiempo a descubrir y precisar eso que ya sabemos.

    Read more
  • Las ventajas de usar como recurso de clase la creación de blogs personales

    Cuando comenzó el uso de la computadora y llegó a las escuelas, resultó ser un medio interesante para cierto sector en particular.

    Por ejemplo, en mi época universitaria mi maestra de Modelos y Simulación, inquieta e investigadora como es, incluyó este medio en su método de enseñanza.

    Lo que hizo fue muy sencillo, subía el material de la clase a trabajar en el servidor y cada uno de nosotros lo bajábamos para revisarlo. La tarea consistía en enviar bajo el mismo canal las preguntas e inquietudes que el material nos sugería.

    Ya en clase se veía con detalle y el siguiente paso era hacer un proyecto que deberíamos entregar bajo este mismo medio.

    Lo que resultó de este ejercicio fue que aquellos compañeros que difícilmente hablaban o participan en clase, este medio les ayudó a “comunicarse” y sus aportaciones eran sensacionales.

    A partir de entonces, mi maestra fue integrando más formas de interactuar a través de este medio, siendo un recurso adicional a su metodología.

    Hoy en día, la idea ha llegado a tal grado que incluso podemos tener clases en línea, comunicarnos a otros lugares para “debatir” o escribir en foros, blogs, etcétera.

    Pues bien, un medio que ahora es un recurso sencillo y factible para la mayoría de la gente que tiene una computadora y conexión a Internet es el construir y alimentar un blog personal.

    Y un profesor puede recurrir a ellos para comunicarse con sus pupilos y captar la atención de aquellas personas que suelen ser más introvertidas en clase o las que gustan explayarse y no les da la clase para ello.

    Entre los beneficios que el uso de este recurso puede ofrecer están:

    El alentar las discusiones entre las asignaciones. Esto es que después de la intervención en clase del profesor, los estudiantes estarán más familiarizados con el tema y de esta forma podrán comenzar a interactuar profesor/alumnos a través de la publicación de preguntas.

    sitios-videos-educativos-recursos-el-aula-dig-l-1Por ejemplo, es un buen mecanismo para que los estudiantes enfrenten el reto de la escritura e investigación. Como profesor puedes ofrecer estímulos adicionales a los estudiantes que publican comentarios útiles sobre los blogs de sus compañeros.

    Otro beneficio es el reflexionar sobre el proceso de investigación y en su “espacio dentro de su blog” podrán publicar sobre sus esfuerzos a la hora de investigar, lo que está funcionando para ellos, lo que no y el cómo observan la evolución de su trabajo.

    Es importante la guía del profesor en cuanto a que los alumnos aprendan a discernir la información útil que existe en la web y cómo la pueden enlazar con su blog.

    De forma increíble y natural es posible descubrir ciertos talentos creativos entre los chicos.

    Por ejemplo, un profesor que tenía en mi clase de inglés en línea nos solicitaba una gran cantidad de escritura creativa para su clase, la cual se facilitó mucho cuando recurrimos a este método de la creación de blogs personales.

    En este ejercicio no solo publicamos historias completas, sino que llegamos a ver que algunos compañeros tenían cierto talento para escribir poemas, escenas con diálogos interesantes, etcétera.

    Un elemento que ayudó mucho fue la retroalimentación de los compañeros para despejar ese temor a la hoja en blanco o cuando llegas a ciertos laberintos sin salida cuando estas escribiendo o sencillamente, para cuando la mente se queda en “blanco”.

    Durante este curso se logró generar blogs con escritura creativa que no se quedó en la mochila del profesor o peor aún, en la basura.

    Read more
  • Nuestro mejor radar

    El lunes pasado regresé de re tramitar un contrato de leasing que estaba mal redactado y el asunto está ya casi arreglado, aunque no debo cantar victoria hasta que esté firmado el nuevo contrato la semana entrante y cuando recibamos los beneficios de éste de manera real.

    Al hablar con mis socios sobre esto, tuvieron una actitud sorpresivamente positiva, algo que de verdad, sin exagerar, es muy extraño y sucede con muy poca frecuencia, haciendo, por lo general, las cosas sencillas bastante más complicadas de lo que deberían ser.

    Al estar sentado con ellos, salió al tema, entre unas copas, la importancia que tiene el contar con una buena apreciación de las cosas, lo que es equivalente a un buen sentido común, algo que aunque suene muy común, valga la redundancia, no lo es, ya que son verdaderamente pocas las personas que poseen esta virtud.

    Una parte importantísima de los problemas que azotan a la mayoría de las personas se debe simplemente al error en la acción de algún individuo inmerso en una situación, lo que naturalmente termina en una acción reprobada, algo que inevitable es una guía al fracaso.

    El tener un buen sentido común significa tener la habilidad de ver las cosas como realmente son y no ver las cosas con un lente auto fabricado que disfraza la realidad, ergo, impulsa y promueve acciones no adecuadas para una situación en particular, del mismo modo que un antídoto para veneno de escorpión jamás servirá para combatir el veneno de una serpiente.

    Debemos de entender que una situación es generalmente el equivalente a un problema o un dilema de algún tipo, que requiere solución, una resolución que por lo general debe de ser si no inmediata, sí bastante rápida.

    A su vez, una situación está compuesta de varios factores que se han podido combinar de una manera positiva o negativa (generalmente negativa, ya que cada que una persona dice tener una situación, se refiere a algo negativo), factores que pueden estar a nuestro favor o en contra.

    A su vez, estos elementos pueden haber sido creados por nuestras propias manos o por el hacer ajeno; no obstante, por lo general o mejor dicho, la gran mayoría de las veces, las situaciones adversas son de una forma u otra culpa de nosotros mismos.

    Es aquí cuando la apreciación correcta de las situaciones o el sentido común agudo juega un parte importantísima en el desarrollo y desempeño de los individuos para sobreponerse ante una situación o ante algún desafío que requiera resolución rápida y eficaz para evitar el incendio del tiempo.

    El sentido común será invariablemente nuestro mejor aliado al momento de enfrentar cualquier situación, debido a que este sentido o esta virtud nos ayudará enormemente a identificar los factores que causaron aquella adversidad que se encuentra en frente de nosotros, lo que indudablemente nos hará sobreponernos a la misma.

    Es por esto que nuestro sentido común es nuestro mejor radar.

    Read more